El síndrome de Reiter o artritis reactiva

El síndrome de Reiter, también conocido como artritis reactiva, es una forma crónica de artritis inflamatoria en la que se combinan las siguientes tres afecciones:

  • Artritis
  • Inflamación de los ojos (conjuntivitis)
  • Inflamación de los sistemas genital, urinario o gastrointestinal.

El síndrome de Reiter o artritis reactiva

El síndrome de Reiter es una enfermedad reumática sistémica, lo que significa que puede afectar y afecta tanto a los órganos como a las articulaciones. Puede causar inflamación en muchas áreas, incluyendo los ojos, la boca, los pulmones, los riñones, el corazón y la piel.

Se considera una enfermedad autoinmune del grupo de la espondiloartritis. La artritis a menudo no se desarrolla hasta después de que la infección ha sido tratada exitosamente.

Anteriormente, se pensaba que esta afección era poco común. Los hombres desarrollan artritis reactiva con más frecuencia que las mujeres, pero el diagnóstico es más difícil en las mujeres. La edad media de aparición es de 30 años. Los hombres también tienden a experimentar dolor articular más severo que las mujeres.

¿Cuáles son las causas del síndrome de Reiter?

La infección bacteriana del tracto urinario o de los intestinos es la causa más común. La bacteria más común asociada con el síndrome de Reiter es la clamidia. Esta bacteria generalmente se propaga a través del contacto sexual.

Las bacterias que causan intoxicación alimentaria también pueden producir síntomas de el síndrome de Reiter. La genética puede ser un factor para determinar si desarrolla o no la artritis reactiva.

sindrome de reiter sintomas

¿Cuáles son los síntomas?

Hay tres conjuntos distintos de síntomas asociados con la artritis reactiva o síndrome de Reiter.

Sistema musculoesquelético

Los síntomas musculoesqueléticos incluyen dolor e hinchazón articular. La artritis reactiva afecta con mayor frecuencia las articulaciones de las rodillas, los tobillos y las articulaciones sacroilíacas de la pelvis. También puede experimentar dolor articular, opresión e hinchazón en los dedos de las manos, la espalda, los glúteos (articulaciones sacroilíacas) o los talones (área del tendón de Aquiles).

Aparato urinario

Una afección llamada uretritis causa síntomas urinarios. La uretra es el conducto que transporta la orina desde la vejiga hasta el exterior del cuerpo. La uretritis es la inflamación de este tubo. Los síntomas pueden incluir dolor o ardor al orinar y una necesidad frecuente de orinar.

Los hombres pueden desarrollar prostatitis como parte de la artritis reactiva. La prostatitis es la inflamación de la glándula prostática. La cervicitis es la inflamación del cuello uterino en las mujeres. También puede ser un signo de artritis reactiva.

Ojos y piel

La inflamación de los ojos es uno de los principales síntomas de la artritis reactiva. El síndrome de Reiter también puede comprometer la piel y la boca. La conjuntivitis es la inflamación de las membranas del ojo. Los síntomas incluyen dolor, picazón y secreción.

síntomas de la artritis reactiva ojos

También se pueden presentar erupciones cutáneas, incluyendo queratoma blennorrágico (pequeñas pústulas en las plantas de los pies). Las úlceras bucales son menos comunes. Sin embargo, pueden acompañar a otros síntomas de artritis reactiva.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico del síndrome de Reiter puede complicarse por el hecho de que los síntomas a menudo ocurren con varias semanas de diferencia. Un médico puede diagnosticar la artritis reactiva cuando la artritis del paciente ocurre junto con o poco después de la inflamación del ojo y del tracto urinario y dura un mes o más.

No existe un examen específico para diagnosticar el síndrome de Reiter, pero el médico puede examinar la secreción uretral para detectar enfermedades de transmisión sexual. También se pueden examinar muestras de materia fecal para detectar signos de infección.

Las radiografías de las articulaciones fuera de la espalda generalmente no revelan ninguna anomalía a menos que el paciente haya tenido episodios recurrentes de la enfermedad. En una radiografía, las articulaciones que se han inflamado repetidamente pueden mostrar áreas de pérdida ósea, signos de osteoporosis o espolones óseos. Las articulaciones en la espalda y la pelvis  pueden mostrar anomalías y daño a causa de la artritis reactiva.

¿Cuáles son los tratamientos?

El tratamiento de la artritis reactiva depende de la causa de la afección. Su médico le recetará antibióticos para tratar una infección subyacente. Pueden recetar medicamentos adicionales para la conjuntivitis, úlceras bucales o erupciones cutáneas si es necesario.

Medicamentos

El objetivo del tratamiento una vez que la infección subyacente está bajo control se convierte en el alivio y manejo del dolor. Los antinflamatorios no esteroides  como el ibuprofeno y el naproxeno ayudan a aliviar el dolor y reducir la inflamación.

El médico puede prescribir antiinflamatorios más fuertes si los medicamentos de venta libre no alivian el dolor. Los corticosteroides son medicamentos artificiales que imitan al cortisol, una hormona que su cuerpo produce naturalmente. Estos medicamentos funcionan suprimiendo ampliamente la inflamación en el cuerpo.

Puede tomar corticosteroides por vía oral o inyectarlos directamente en las articulaciones afectadas. En ocasiones cuando estos no ayudan, los agentes inmunomoduladores, como la sulfasalazina , podrían ser necesarios. La doxiciclina también se ha utilizado para el tratamiento, dadas sus propiedades antiinflamatorias. En los casos graves que no responden a las terapias estándar, los inhibidores del TNF (biológicos) pueden ser efectivos.

Ejercicio

Incorpore el ejercicio a su rutina diaria para promover la salud de las articulaciones. El ejercicio mantiene sus articulaciones flexibles y le ayuda a mantener su rango de movimiento. La amplitud de movimiento es el grado en que puede flexionar y extender sus articulaciones.

Hable con su médico si la rigidez y el dolor limitan su rango de movimiento. Es posible que lo dirijan a un fisioterapeuta. La fisioterapia es un proceso de tratamiento gradual. El objetivo es regresar a su rango de movimiento saludable sin dolor.

El síndrome de Reiter o artritis reactiva tratamientos

¿Cuál es el pronóstico?

El pronóstico para la artritis reactiva varía. La mayoría de las personas se recupera en tres o cuatro meses, pero aproximadamente la mitad tiene recurrencias durante varios años.

Algunas personas desarrollan complicaciones que pueden incluir inflamación del músculo cardíaco, inflamación con endurecimiento de la columna vertebral, glaucoma, ceguera progresiva, anormalidades en los pies o acumulación de líquido en los pulmones.

Referencias

El síndrome de Reiter o artritis reactiva
5 (100%) 1 voto

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here